Escargot a la Francesa

Servidos muy calientes en un plato especial, en medias docenas o en docenas, se acompañan con un Marsannay rosado o con un blanco aligoté bien frío, ambos vinos de la misma región. No hay que olvidar un buen pan para mojar en la salsa que queda en el fondo, la exquisita “mantequilla de caracol” fundida.

Categoría:

Descripción

Servidos muy calientes en un plato especial, en medias docenas o en docenas, se acompañan con un Marsannay rosado o con un blanco aligoté bien frío, ambos vinos de la misma región. No hay que olvidar un buen pan para mojar en la salsa que queda en el fondo, la exquisita “mantequilla de caracol” fundida.